EL LATIGAZO CERVICAL

EL LATIGAZO CERVICAL

 

 

El Latigazo Cervical o Esguince Cervical  es el cuadro clínico que se da con  más frecuentemente  en personas que sufren un accidente de tráfico.

La gravedad y la  importancia de los síntomas  puede ser muy variada dado que hay muchas clases de personas y muchas formas de accidentes. Seguidamente enumeramos algunas de las circunstancias o factores que  pueden influir en esto:

  1. Tipo o constitución física de la persona: delgadez, estatura del ocupante, debilidad , forma física, mayor o menor edad, etc.
  2.  Situación que ocupa dentro del vehículo.
  3.  Uso de los sistemas de seguridad : cinturón, airbag..
  4. Distancia al reposa-cabeza y al volante
  5. Estado previo del lesionado ese día: falta de sueño, tensión emocional, discusión , prisas, preocupación…
  6. Posición espacial de la cabeza: mirando hacia detrás o a la ventanilla, agachado …
  7. Estado de somnolencia o de atención a lo que está ocurriendo
  8. Previsibilidad del accidente:  si el accidente ha sido de forma repentina e inesperada y se veía venir durante unos segundos de anticipación (Estrés postraumático del que hablaremos en otra entrada).
  9. Estado psicológico del lesionado: antecedentes de trastornos por ansiedad depresión , medicación  con psicofármacos,..

 

Como puede verse son muchos los factores que pueden influir en la intensidad del daño del accidentado. No solo cuenta ni es tan importante, como pretenden algunos, el informe de biomecánica o el importe o presupuesto de la avería del auto. El tema es bastante más complejo y  debe ser el informe del traumatólogo y el fisioterapeuta la parte más importante  a la hora de determinar  la gravedad, la repercusión y las consecuencias que puede tener el síndrome del latigazo cervical.

La molestia, el dolor, la contractura, la pérdida de movilidad,.. cuando no acaba de mejorar después de un tratamiento  prolongado,  pueden considerarse como secuela temporal  y que mejorará con el tiempo. Esto no es siempre así ya que, a veces, más veces de lo que creemos, puede convertirse en un padecimiento crónico.

Suele ocurrir que  el valorador de la compañía de seguros o el propio paciente pide el alta porque quiere volver a su trabajo y piensa que con el tiempo se le van a quitar las molestias . El tratamiento se interrumpe y las lesiones se hacen crónicas con dolencias en el cuello para siempre a las que el paciente acaba acostumbrándose o adaptándose, pero el sufrimiento y el dolor seguirán ahí y provocara mala calidad de vida, de sueño, imposibilidad para determinadas actividades laborales o de ocio…

Por todo esto y más (no quiero extenderme)  es  muy importante acudir al especialista si sufres un latigazo cervical. Cuanto más tiempo se deje pasar desde el accidente más difícil será la recuperación.

Cuidaros mucho y hasta la próxima entrada

No Comments

Post A Comment